En el anterior artículo enumeramos los alimentos que son beneficiosos para contrarrestar la hipertensión y cómo no, fuimos directos al huerto. Porque las verduras y, también las frutas, son unas fabulosas aliadas para la salud cardiovascular. Así lo señalan los expertos por sus propiedades y por su aporte vitamínico y de minerales. Por ejemplo, algunas verduras de otoño como las zanahorias o la remolacha poseen ácido nítrico que relajan los vasos sanguíneos y de este modo, mejora la circulación.

Así que hoy, vamos a pasear por el huerto de otoño para saber qué verduras mimarán nuestro corazón y cuáles esperarán un poco más, pues será en invierno cuando tengan su punto madurativo óptimo y por tanto, llegarán a nuestra cesta de verduras en esa estación. Porque, como sabéis, nos movemos al compás de la naturaleza y cada temporada nos ofrece lo que necesitamos. El huerto local, cercano y mimado nos hace disfrutar de una verdura sin químicos, de una agricultura artesanal. Una verdura que crece según su proceso natural, sin prisas y con el amor a la tierra y al entorno. Porque esa es la base de una verdura sana y de calidad y los que amamos la tierra, reivindicamos la agroecología con fervor y pasión. Y somos ya muchos, ¿verdad?

 

VERDURAS DE OTOÑO CON CORAZÓN

La verduras de otoño propiamente dichas son:

 

calabaza                         acelga                                puerro                              lechuga

boniato                           espinaca                           nabo                                  escarola

berenjena                       kale                                   chirivía                            remolacha

pimiento                        patata                                cardo

zanahoria                      cebolla                              rábano

 

Sin embargo, hay algunas verduras que las encontraremos muy pronto y que son de otoño-invierno. En este grupo podemos englobar a las coles que se incorporan al grupo de arriba:

 

brócoli                           col lombarda                        col rizada

coliflor                           col lisa

 

Y ya en época de más frío, en invierno, sumaremos también las siguientes verduras (eso sí, mantendremos las patatas, cebollas, lechugas, espinacas, acelgas…etc) El huerto se va completando de la estación cálida a la fría.

 

alcachofa                       ajos tiernos

calçot                              habas

 

¿QUÉ PROPIEDADES NOS APORTAN ESTAS VERDURAS DE OTOÑO?

 

Algunas verduras de otoño invierno son diuréticas como la alcachofa y por eso favorecen la eliminación de líquidos y hace que disminuya la presión arterial. Otras, como las de hoja verde y las zanahorias, contienen nitratos que ayudan a dilatar los vasos sanguíneos. 

La remolacha por su parte, aporta también ácido nítrico y oxigena los músculos por lo que ayuda a aumentar nuestra capacidad de resistencia. No os perdáis este post sobre la remolacha. Os recomiendo que no falte en vuestra de cesta de verduras a domicilio.

La calabaza posee numerosos antioxidantes, nos aporta vitaminas A, B, C y E y también ácido fólico. Es baja en calorías por lo que si tenemos que hacer una dieta de adelgazamiento podemos incluirla tranquilamente. Y posee ácidos beneficiosos como el ácido linoleico y minerales como el calcio, zinc, potasio y magnesio. Además la podemos cocinar salada (por ejemplo en una crema o puré) o dulce. ¡No te pierdas esta receta de coca de calabaza y chocolate!

Y no nos olvidemos de las acelgas. Además de su aporte en hierro (ayudan a reponer esta carencia) son muy buenas ayudándonos a regular la glucosa en sangre. La razón es que poseen ácido siríngico que ayuda a controlar el azúcar en sangre pues restan potencia a la conversión de los hidratos de carbono en azúcares. Y también, son geniales para regular el peso pues son hipocalóricas.

El brócoli es de alto contenido en vitamina C, idóneo para una época en la que proliferan los resfriados y aporta ácido fólico que es buen previsor frente a enfermedades coronarias. También ayuda prevenir la aparación de arritmias cardiacas. Se recomienda tomarlo en el embarazo por todas estas cualidades. El kale, es un súperalimento muy completo. Mirad…

La lechuga posee lactucina que produce un efecto sedante y tranquilizante por lo que nos puede ayudar a dormir mejor. El calçot mejora la circulación sanguínea pues contiene sulfuros, los cuales además, nos ayudan a eliminar los metales pesados del organismo.

 

Como veis, hay mucho corazón en el huerto de otoño. Las verduras de otoño y de invierno nos cuidan y protegen, ayudan a reforzar nuestro sistema inmune pues llega el frío y con él, virus y patologías propios de esta estación. La vitamnia C será también protagonista. No hay más que observar nuestros deliciosos cítricos.

 

Y es que la naturaleza es la clave de todo. Solo hay que atender a sus conocimeintos, cuidarla, mimarla y aprender de ella. Porque somos parte de su misma raíz.

Estamos en sinergia con lo natural.

Bernat.