El turrón ecológico ha llamado a nuestra puerta y lo hemos recibido con unas ganas inmensas. Como ya sabéis del año pasado, el turrón también puede ser ecológico, saludable, artesanal y de proximidad. De hecho nuestro turrón ecológico es de Alicante, cómo no.  El caso es que viene para quedarse y acompañarnos estos meses. Porque, digo yo, ¿solo comemos turrón en navidad? Os propongo romper el estereotipo pues un dulce tan rico no puede ser tan efímero…

 

¿CUÁLES SON LOS ORÍGENES DEL TURRÓN?

En Al-Ándalus ya se utilizaban la almendra y la miel como bases para muchos postres y dulces. Por eso, algunos especialistas sitúan el origen del turrón en la península arábiga, pues además, hay escritos en el siglo XI en dicha península que recogen el término <turun>.

Actualmente, mantenemos esas tradiciones culinarias en muchos lugares de la península Ibérica y los frutos secos y la miel son los protagonistas de muchos dulces. También sucede lo mismo en el norte de África y en algunos países como Turquía, donde el pistacho y la miel son habituales.

Se cree que el turrón en su versión española nació alrededor del siglo XV y en la provincia de Alicante. Como veis, proximidad y tradición…¡no podemos pedir más!

¿QUÉ PROPIEDADES NOS APORTA EL TURRÓN ECOLÓGICO?

 

El turrón ecológico nos aporta todos estos nutrientes pues al ser sus ingredientes totalmente naturales y de producción ecológica y respetuosa, la calidad de sus beneficios para nuestra salud es mayor. Nos aporta:

 

  • Proteínas: gracias a las almendras y huevos que se utilizan en su producción.
  • Aminoácidos: se considera que tienen entre 7 y 9 de los aminoácidos esenciales para nuestro organismo.
  • Miel: supone un aporte de energía saludable y natural.
  • Ácidos grasos esenciales: eso es por los frutos secos como la almendra. Podemos equipararlos a los del aceite de oliva .
  • Vitaminas: son aporte normalmente de vitamina E, ácido linoleico y ácido fólico.

 

Es decir, que pese a ser un dulce, sus ingredientes nos aportan nutrientes y no calorías vacías de aporte nutritivo.

 

¿QUÉ TIPOS DE TURRÓN ECOLÓGICO PUEDO ENCONTRAR?

 

Pues toma nota porque todos están deliciosos y hay variedad. Además estos turrones ecológicos son sin gluten:

*Turrón de jijona ecológico: el clásico con almendra marcona ecológica, miel, huevos y azúcar de caña ecológica.

*Turrón de yema tostada ecológico: también riquísimo y tradicional. Además, se nota su sabor mimado.

*Turrón de almendra ecológico: es el que recibe el nombre de “turrón de Alicante”. Buenísimo y lleno de propiedades.

*Turrón de chocolate negro con almendras: placer intensísimo. A las propiedades del chocolate negro le sumamos la almendra y los ingredientes de primera calidad. Sucumbiréis, seguro, a su sabor.

*Turrón a la piedra ecológico: es apto para veganos y tiene el toque de la ralladura del limón y la canela. Y os confieso, que uno de mis favoritos.

 

EL TURRÓN ECOLÓGICO Y LOS NIÑOS…

 

Tal y como hemos comentado, el turrón ecológico es un dulce saludable pues no contiene azúcares insanos y todos sus ingredientes son ecológicos y están cultivados con la máxima garantía. Por eso, es un dulce que puede ser consumido por los niños sin problemas en cantidades lógicas y en estas fechas tan tradicionales.

Desde la perspectiva pedagógica o educativa también es interesante que los niños conozcan los alimentos típicos de cada zona y momento del año y el turrón ecológico es relevante en nuestra comunidad y entorno más próximo.

Hacer partícipes a los niños y niñas de la alimentación de casa y de los hábitos alimentarios es educarlos en responsabilidad, consciencia medioambiental y salud. Aspectos que son muy importantes y que debemos contemplar como padres. En este sentido, os recomiendo este post sobre productos ecológicos para niños. Seguro que os guía bastante.

 

En realidad, acabo este artículo como lo empezaba. Destacando que el turrón ecológico es un dulce saludable aunque con notables calorías y que, aunque se asocia a la navidad, podemos consumirlo antes y romper los estereotipos que lo constriñen a solo un tiempo determinado. Por eso, os animo a que lo probéis y me contéis.

 

Nos gusta el turrón ecológico.

Nos gustan la tradición respetuosa con la alimentación consciente.

Nos gusta el amor por los alimentos mimados.

Cristina