¡Seguro que estáis como yo! Tras los días de celebración y reunión, y los excesos cometidos, ahora necesitamos volver a encontrarnos ágiles y ligeros. Nos apetecen digestiones fáciles, poco calóricas y de adecuado componente en fibra. Y cómo no, ponernos las zapatillas y reanudar nuestras rutinas de deporte. Eso también, ¿verdad?

Hoy quiero centrarme en los trucos para mejorar la digestión. Es decir, en el conjunto de hábitos y alimentos que nos ayudan a digerir sin gases, a reducir el hinchazón y la retención de líquidos.

 

Estas son las rutinas que nos ayudarán a equilibrar nuestra función digestiva y a sentirnos mejor, y en estos días navideños, todavía más.

 

HÁBITOS PARA MEJORAR LA DIGESTIÓN
 

El proceso digestivo está controlado por el sistema nervioso parasimpático (el que utilizamos al relajarnos). Este sistema también da la orden a las glándulas de secreción de jugos gástricos y regula los movimientos de los órganos que intervienen en la digestión. Por ello, hay hábitos que repercuten directamente en la digestión y que pueden ayudarnos a evitar los molestos gases. 

 

Respetar los horarios. Nuestro organismo se regula en función de los biorritmos y seguir una pauta le beneficia. Según la medicina tradicional china, por ejemplo, nuestro cuerpo está preparado para hacer la digestión cuando hay luz solar, por eso, es recomendable no cenar tarde.

 

Incorporar la fibra poco a poco. Es importante que añadamos alimentos con fibra pero progresivamente, ya que si nuestra flora no está preparada podemos sufrir flatulencias y dolor de vientre. Os recomiendo este otro post para enfocar una semana muy saludable con trucos interesantes.

 

Evitar los medicamentos antiácidos ante una digestión compleja. Si no queremos tener gases hemos de intentar prescindir de ellos pues inhiben la correcta acidez del estómago necesaria para la digestión de las proteínas. Y si estas no se digieren, forman gases.

 

Comer lentamente, en ambiente relajado y en una estancia sin frío. Estos consejos que parecen un poco obvios nos ayudan a que el proceso de la digestión sea más natural y ligero. También nos ayuda, cómo no, prescindir de los dulces y más concretamente del azúcar.

 

Sopa de miso o caldo caliente como primer plato. Favorece la digestión y si añadimos chucrut, zumo de limón o vinagre de manzana, potenciaremos la acción de los jugos gástricos.

 

ALIMENTOS PARA MEJORAR LA DIGESTIÓN

 

Estos alimentos específicos nos ayudan a combatir los gases y sobre todo, a prevenirlos. ¿Tienes comidas pesadas o indigestas? Prepárate.

 

Plantas contra los gases: hinojo, cilantro y comino. Si cocinamos la coles o las legumbres con estas semillas las hacemos un poquito más digestivas. Y también las podemos tomar en infusión.

 

Jengibre: si lo tomamos al principio de la comida estimula la función digestiva del páncreas y la función biliar. Es tan beneficioso en tantos casos que es imposible no recomendarlo. Hasta rallado en batidos está rico y nos aporta propiedades. Mirad estos licuados qué complemento diario más bueno son.

Escarola: su sabor amargo potencia la descarga de bilis, la cual facilita la digestión de las grasas.

 

-Tamari o vinagre de manzana: son buenos ambos para la microbiota intestinal. El tamari posee además acción antibicrobiana.

 

-Ciruela umeboshi: su punto ácido hace que se forme saliva en mayor cantidad, y esta contiene enzimas que digieren los glúcidos y facilitan la digestión de proteínas. Una opción estupenda es este vinagre de umeboshi ecológico.  ¿Todavía no lo has probado? Te lo recomiendo sin dudar si quieres dar un punto diferente a tus platos.

 

Arroz integral y mijo ecológico: son los cereales que mejor se digieren. Si los ponemos en remojo son todavía más digestivos. Combinados con verduras resultan tan versátiles…hay tantas posibilidades como imaginación tengas.

 

La calabaza y la menta: también destacan por mejorar la digestión y contribuir a prevenir los gases. La menta la podemos utilizar seca o fresca pero en ambos casos es muy beneficiosa.

 

Si tomamos estos alimentos estos días y llevamos a cabo estas rutinas, reduciremos hinchazones, gases y retenciones de líquidos. Además, con estos alimentos contribuiremos a mejorar la digestión y a encontrar más ligereza. Y es que entre fiestas y celebraciones se agradece, ¿verdad?

 

Feliz celebrar, feliz digestión.

 

Bernat