Kale Superalimentos

Lo cierto es que puedo confesaros que me gusta muchísimo el kale. Además de sus propiedades beneficiosas, que son muchas, y ahora luego desglosaremos, me declaro entusiasta de su sabor. Cuando lo hago al horno con un poquito de aceite de oliva extra virgen y sal y se tuesta, quedándose crujiente, disfruto enormemente. Es una aperitivo o snack delicioso y claro, sabiendo de su carácter saludable y de que es un superalimento que me nutre y cuida por dentro…¡Doble satisfacción!

¿Qué es el kale realmente?

El kale es una verdura que tradicionalmente se ha conocido bajo el nombre de berza o col rizada. Es de la familia de la col y el brócoli y por ello, su periodo de esplendor es el otoño y el invierno, aunque hay variedades y zonas más tardías. Hemos de aprovechar mientras haya pues luego la despediremos hasta que vuelvan estas estaciones. Es muy importante ir con la temporada y los ciclos de la naturaleza ya que las fruta y verdura de temporada nos cuidan en cada estación. Tienen su función y es la base que nos conecta a la tierra y sus sinergias.

 

¿Por qué es un superalimento el kale?

Mis razones objetivas…

Cuando hablamos de superalimento lo hacemos porque el valor nutricional de ese alimento es muy alto. Es decir, las propiedades que aporta en relación a su nivel calórico es altamente positivo. Y es el caso del kale. Al igual que el shiitake. Tiene muy pocas calorías, de hecho se recomienda para dietas de control o pérdida de peso y su valor como alimento saludable es muy grande.

Entre sus valías podemos hablar de su nivel en vitaminas. Tiene Vitamina A en forma de betacarotenos en gran cantidad, Vitamina C, Vitamina K, Vitamina B6 y un notable índice de Manganeso, Calcio, Cobre, Potasio y Magnesio.

En menos cantidad también aporta Vitamina B1, B2, Hierro y Fósforo. Apenas posee grasa pero el bajo porcentaje que tiene es de ácido graso omega-3.

Tiene eficaces antioxidantes por lo que es idónea para preservarnos de enfermedades asociadas a la edad o al envejecimiento de las células. También cuida de nuestro sistema cardiovascular, ayuda a regular nuestra presión sanguínea y contribuye a reducir el colesterol.

Es la verdura reina en Vitamina C. Antes la he citado pero es inevitable destacar que su aporte en esta vitamina es realmente alto. Gana a las espinacas y a la naranja.Por este motivo también es excelente para la vista y la salud de nuestros ojos.

En definitiva, es una verdura diez que equilibra múltiples funciones de nuestro organismo.

Mis razones subjetivas y emocionales…

Os recomiendo el kale porque está muy rico y porque es fácil de cocinar en muchos platos rápidos y que no requieren de grandes tiempos de elaboración. Aunque si queremos deleitarnos en la cocina porque nos gusta y tenemos tiempo, también es un gran aliado. Por su versatilidad, me parece genial. Si tenéis digestiones pesadas el truco es que lo cozáis antes de cocinarlo.

También, os animo a que toméis kale porque te depura y te sientes bien. Cuando quieres tener una dieta más “detox” o que te limpie de toxinas o excesos, el kale es una muy buena elección. Os sugiero un batido-smoothie muy sabroso que podéis elaborar vosotros en casa y que cumplirá esta misión. (Batido verde de kale, con manzana, pera, limón y jengibre).

 

La fama de este alimento es merecida

En los últimos años se ha hecho muy popular y son numerosos los famosos y famosas que lo toman y lo comentan en sus blogs. Lo cierto, es que su valía lo merece. Pero, hemos de tener en cuenta siempre, cuál es su producción y bajo qué parámetros de agricultura se produce. Alimentarse de manera consciente implica reflexionar sobre los productos sanos y naturales. De este modo, aunamos calidad de producto a todos los niveles y podemos estar muy tranquilos de que sus beneficios en nuestro cuerpo serán reales y positivos. ¡Verdura de temporada, sabrosa y saludable!

¿Hacemos un snack de kale para antes de la cena?

Decide, come, ama

Cristina