En pleno verano, refrescarse con una sandía es excelente pues su contenido en agua es muy grande y fresquita es súper apetecible. Cuando vengo de hacer deporte, en el desayuno o a media tarde. Siempre encuentro el momento de tomarla. Hoy quiero hablaros de las propiedades de la sandía ya que además de su poder hidratante tiene más y muy interesantes.

SANDÍA LIBRE DE QUÍMICOS Y PESTICIDAS

Como siempre reincido en este punto pues lo considero vital. Para que sea saludable la sandía al igual que toda la verdura y fruta de temporada ha de ser de cultivo libre de químicos y pesticidas. Solo así, garantizamos que esa fruta o verdura es buena para nuestro organismo a todos los niveles. Los parámetros de la ecología y sostenibilidad siempre han de estar garantizados.

Y ya no solo en frutas y verduras, sino en todos los alimentos. Por eso, abogar por productos ecológicos es alimentarse consciente e inteligentemente.

Y para que sea una realidad cuando el tiempo disponible para hacer la compra apremia, la compra de productos ecológicos online y a domicilio en Valencia y alrededores es la opción ventajosa.

De este modo, garantizamos la calidad del producto, la proximidad, su frescura y su calidad máxima. Para saber más sobre productos ecológicos os recomiendo este artículo: productos ecológicos a domicilio: todo son beneficios.

 

ORÍGENES DE LA SANDÍA

La sandía proviene de países de África tropical y parece ser que se cultiva desde hace siglos en los alrededores del Nilo. Fueron los europeos quienes la introdujeron en América. Se consume mucho hoy en día, de hecho la sandía es una de las frutas más populares en el mundo. Hay muchas variedades pues estas dependen del color de la piel, del color de la pulpa, del peso, del periodo en que maduran…Es una suerte pues podemos disfrutar de múltiples variedades, aunque siempre es importante que consumamos aquellas de nuestra zona pues, solo así, favorecemos la sostenibilidad y el respeto por el entorno.

 

LA SANDÍA Y SUS PROPIEDADES NUTRITIVAS

La sandía posee muy pocas calorías, de ahí su recomendación para dietas de pérdida o reguralización del peso. De hecho se estima que de cada 100 gramos de sandía, 20,3 son las calorías.

Tampoco tiene gran aporte de hidratos de carbono, un porcentaje de 4,5 sobre 100 gramos.

Su color rosado se debe al licopeno. La sandía como el tomate posee bastante y este es muy beneficioso pues es un antioxidante.

Destaca de manera destacada en el potasio, magnesio y en los betacarotenos. Aunque estos últimos en menor medida. Por su aporte en potasio, la sandía es una fruta muy recomendable para el aparato nervioso y para la actividad muscular. También es buena como alimento diurético y depurativo.

 

En un plano menor la sandía nos aporta fibra y ácido fólico. También beneficiosos para la mujeres en estados de gestación y para la regularidad intestinal.

 

Además la sandía nos calma la sed, nos depura, produce saciedad, ayuda en la eliminación de residuos tóxicos y es favorecedora de mantener la tensión arterial en niveles adecuados.

También es recomendable para problemas en las vías urinarias y renales.

 

En definitiva, es una fruta de verano muy beneficiosa para nuestro organismo. Y tiene tantas posibilidades en la cocina…¿Conocéis algunas de ellas? Gazpacho de sandía, daikiri de sandía, polos para los niños con sandía, granizado…Lo cierto es que todas las recetas son nutritivas y fundamentalmente, hidratantes. Aspecto que es necesario en verano pues las altas temperaturas nos obligan a contrarrestar nuestra temperatura corporal. Así que métela en tu cesta de frutas o verduras.

 

Os apunto un smoothie o batido de sandía para el siguiente artículo. Seguro que os encanta y refresca y si hacéis deporte, será vuestro complemento ideal.

Fan de la sandía, fan del deporte, fan del verano.

Bernat