Pasta ecológica con ajetes

Hoy entramos en la cocina con ganas de compartir una receta muy fácil y rápida de preparar (receta de macarrones ecológicos) y que encaja perfectamente con la primavera y sus verduras de temporada. Como ya sabéis es muy importante que nos movamos en sinergia con los ciclos naturales. La propuesta que os traigo es sabrosa y muy recomendable pues nos aportará estupendas propiedades para nuestra salud a nivel de vitaminas y nutrientes básicos. Un ejemplo es el portobello, un tipo de hongo o champiñón de enorme calidad, que nos aporta, además de vitaminas, magnesio, calcio y proteínas.

 

¿QUÉ TIPO DE PASTA OS RECOMIENDO?

Para esta ocasión he pensado en unos macarrones de trigo ecológico con tomate y albahaca porque creo que maridan estupendamente con estas verduras de temporada y le dan un punto especial. De todos modos, en el caso de tener intolerancia al gluten, elegiríamos unos macarrones de arroz o maíz ecológico. Siempre debemos tener presentes las intolerancias alimentarias y adaptarnos a ellas de forma responsable. Y siempre recurriremos a pasta ecológica pues lo primero es nuestra salud y bienestar. ¡Espero que esta receta de macarrones ecológicos os resulte apetecible!

 

¡Cocinamos para dos personas!

Las cantidades que os sugiero son orientativas. Podéis adaptarlas como consideréis de manera proporcional. También dependerá de las cantidades que cada uno tome o si se enfoca a los niños. En este sentido, os recomiendo fervientemente la pasta como un alimento amigo para que los niños tomen verdura de temporada. Para introducirlas de manera progresiva y atrayente. Veamos cómo preparar esta receta de macarrones ecológicos tan fácil y sabrosa.

 

QUÉ INGREDIENTES UTILIZAREMOS

*150/200 gramos de champiñón portobello

*1 manojo de ajetes tiernos

*1 manojo de espárragos trigueros

*250 gramos de macarrones de trigo ecológico con tomate y albahaca

*2 cucharadas soperas de queso parmesano rallado

*Aceite de oliva, sal, pimienta negra (según nuestro gusto y necesidades dietéticas)

*Tomate frito de cultivo ecológico

*2 hojas de laurel

 

ACOMPÁÑALO CON TUS ESPECIAS FAVORITAS

Cualquier especia fresca deberás lavarla previamente y trocearla. En crudo la puedes añadir cortadita muy pequeña o picada. De esta manera, tiene todas sus propiedades intactas y estará riquísima la pasta. Te aconsejo que aproveches toda la variedad a tu disposición: romero, hierbabuena, albahaca, eneldo, cilantro, tomillo…Son excelentes para nuestra salud y dan el toque de personalidad al plato.

 

RECETA DE MACARRONES ECOLÓGICOS

En primer lugar limpiaremos el champiñón portobello, los espárragos y los ajetes tiernos. Los trocearemos de igual forma y comenzaremos a realizar el sofrito en una sartén a la que le hemos puesto un poquito de aceite de oliva. Comenzaremos a freír los espárragos para continuar con los ajetes y el champiñón portobello. Quedarán ricos si están bien sofritos pero conservan el punto al dente de la verdura. Sazonaremos un poquito y espolvorearemos pimienta negra. Posteriormente añadiremos un poquito de tomate frito (según nuestras apetencias) hasta conseguir un sofrito homogéneo. Volveremos a especiar pero en este caso con especias frescas. Yo os recomiendo para esta ocasión albahaca, pues los macarrones también la llevan y así la potenciamos. Rehogamos un poquito y reservamos.

En paralelo, ponemos agua a hervir en una cazuela en la que añadimos dos hojas de laurel, un chorrito de aceite y sal. Cuando hierva, añadimos los macarrones ecológicos y los dejamos cocer entre 13 y 15 minutos aunque los iremos probando para encontrar nuestro punto de cocción ideal. Posteriormente, vertemos la pasta en un escurridor, la escurrimos bien y le añadimos el sofrito. Solo nos faltará añadirle el parmesano rallado. Es mejor hacerlo cuando esté caliente y así se funde un poco.

 

EL TOQUE ORIGINAL

Si queremos darle el toque original a esta receta de macarrones ecológicos, podemos hacer una chip de parmesano y ponerla encima cuando emplatemos. Este consejo nos lo ofreció Pepe, amigo y cocinero, en una vídeo-receta que muy pronto os mostraremos. Para hacerla hay que utilizar una sartén antiadherente y poner el parmesano en lámina cuando esté muy caliente la sartén. Acompañarlo con un tenedor hasta que se vaya dorando y haciendo forma de galleta. La dejaremos enfriar un poquito y solidificará. Ya la podemos incorporar a nuestro plato y estará delicioso y tendrá un emplatado original y más sofisticado.

 

Aliméntate consciente, aliméntate sabroso.

¡Es compatible y divertido!

Bernat