Hoy nos hacemos una pregunta: ¿Qué sabemos de la remolacha? Seguramente, que es morada o púrpura y que rallada en ensaladas está buena. Lo que todos sabíamos antes de conocerla en profundidad, ¿verdad? Pues si solo sabemos esto, nos estamos perdiendo mucha información nutritiva de interés. ¡Yo os reconozco que soy fan de la remolacha natural y sus propiedades! Como todas las verduras, me encanta…Vamos a sus cualidades y cómo tomarla…

 

PROPIEDADES DE LA REMOLACHA NATURAL

 

La remolacha natural ayuda a la circulación sanguínea. La razón es que contiene nitratos que ayudan a dilatar los vasos sanguíneos y por eso es beneficiosa para la hipertensión. En realidad si miramos su forma, se parece a un corazón. ¡Curiosidades de la naturaleza!

La remolacha natural es beneficiosa para oxigenar los músculos debido a sus nutrientes. Este aspecto nos ayuda de cara a hacer ejercicio físico ya que nuestra capacidad de resistencia puede aumentar entorno en un 20%, según un estudio de Journal of Applied Physiology. Para saber más sobre alimentación deportiva os recomiendo este artículo: Alimentos para el deporte, sumamos energía.

La remolacha natural es una verdura muy buena para las mujeres por su aporte en hierro y folato. El primero nos ayuda a prevenir la anemia y el folato es un nutriente muy importante para el embarazo. Además nos ayuda también en la producción de glóbulos rojos.

La remolacha natural es poseedora de vitaminas B2, B3 y B6. Esto repercute positivamente en el sistema inmunológico, en la producción de glóbulos rojos y en la salud de la piel.

 

¿CUÁNDO ES TEMPORADA DE REMOLACHA?

Aquí viene otro de sus puntos fuertes pues la remolacha la encontramos todo el año en las cestas de verduras de temporada a domicilio. Por eso, puede ser una verdura básica y de continuidad. Ya sabéis que el cultivo de la remolacha que os recomiendo es natural y libre de fertilizantes por lo que su calidad es máxima. Remolacha de la huerta de Valencia directa a nuestra mesa con su sabor propio, sin adulterar. Os encantará.

 

¿CÓMO COCINO LA REMOLACHA?

Vamos a ver opciones para cocinar la remolacha además de la archiconocida ensalada.

  • En gazpacho es una opción estupenda, pues no pierde nutrientes y está muy rica. Fresquita cuando todavía hace calor. Os recomiendo este gazpacho de remolacha.
  • También podemos hacer hummus de remolacha. Como picoteo es una posibilidad sana y nutritiva. Si queréis conocer su receta os emplazo al próximo artículo. ¡Seguro que os gusta!
  • En una tosta está buenísima y es muy rápido de preparar. Por ejemplo la puedes acompañar de caballa. Pones sobre el pan caballa, pimentón y zumo de limón (todo bien mezclado) y pones sobre la mezcla unas rodajas muy finas en crudo de remolacha. Si te gusta el eneldo, puedes ponerlo por encima. Está deliciosa para un tentempié o una cena rápida.
  • También podemos hornear la remolacha tras cortarla en rodajas y aderezarla con aceite y tomillo. La remolacha se hornea bien durante unos 30 minutos. Luego la podemos acompañar con quinoa, cus-cus o arroz integral. Tenemos una comida muy rica a la que podemos añadir una vinagreta o aliño. ¡Eso ya al gusto!

 

En realidad, tenemos muchas opciones. Estas ideas son solo una ligera muestra de que la remolacha natural nos permite versatilidad y que es una verdura muy saludable y que nos acompaña todo el año. Además podemos innovar con ella. Siempre suma tener imaginación en la cocina. Porque con la comida sí se juega.

 

¡A remolachear!

Bernat