Nutrición para el deporte

Estás aquí: Home / Archives / Category / Nutrición para el deporte

Consejos para un metabolismo equilibrado

Categories:

¿Sabéis cómo funciona nuestro metabolismo? ¿Cuáles son sus claves?

Hoy voy a ahondar en ellas con María Sebastián, nuestra nutricionista y experta. Y es que a veces hablamos de metabolismo, dietas y calorías pero no recurrimos a conocimientos reales y de especialistas, algo que siempre es fundamental hacer. Y es que aun cuando estamos en reposo, nuestro metabolismo está funcionando pues nos permite realizar todas las funciones vitales, incluidas las que no suponen un acto consciente como respirar. Y es que el metabolismo activa el proceso gracias al cual transformamos lo que ingerimos en sustancias y nutrientes que necesitamos. También los genes, la alimentación y el estilo de vida, conforman los factores que determinan que este proceso sea o menos eficaz.

 

¿Un metabolismo equilibrado? Anotad las claves…

 

1.- ¿Qué es metabolizar?

Llevar a cabo procesos que realizan cambios en sustancias. Si lo aplicamos a nuestro cuerpo, sería el conjunto de procesos que nuestro organismo realiza para transformar lo que ingerimos en sustancias concretas y específicas. Lógicamente, sustancias que nuestro organismo necesita para obtener energía y realizar las funciones vitales. Lo cierto es que un proceso complejo pues nuestro cuerpo posee varias rutas metabólicas que se tejen como una potente y amplia red. Por eso, conocer cómo funcionan es fundamental para garantizar un metabolismo equilibrado y en sinergia con los ritmos de nuestra vida.

 

2.-¿Qué es el metabolismo basal y cuánta energía necesitamos?

Llamamos metabolismo basal a la cantidad de energía que nuestro cuerpo requiere para realizar las funciones primarias o básicas que garantizan que nos mantenemos con vida. Porque hay un coste energético por el mero hecho de vivir, y es aportado por los alimentos que tomamos. Por eso es fundamental para tener un metabolismo equilibrado, una buena alimentación, saludable y bien estructurada.

Hay varias formas de conocer nuestro metabolismo basal y su gasto energético. Lo recomendable es ir a un facultativo. Hemos de tener en cuenta que al metabolismo basal tenemos que sumarle la energía que hemos consumido por la actividad diaria, el deporte y la que gasta el sistema digestivo (los expertos señalan aproximadamente un 10% del total del día). De este modo, podemos calcular la cantidad de energía necesaria al día y ajustar la dieta en función de nuestro objetivo: perder peso, ganar peso, adaptar nuestras deportes a un plan de entrenamiento…O simplemente, sentir nuestro metabolismo en equilibrio y encontrar bienestar.

 

Consejos para un metabolismo equilibrado

 

Una buena alimentación

  • La alimentación tiene que tener un aporte proteico adecuado. Si llevamos una dieta vegana podemos consumir a diario legumbres, cereales integrales, semillas, frutos secos.

Vitamínate

  • Es importante tomar las dosis adecuadas de vitamina B12 y yodo. Si la dieta no nos lo ofrece, se puede recurrir a suplementos, siempre bajo el consejo de un especialista.

Consume frutas y verduras

Controla tu peso

  • Intenta mantener un peso saludable a través de los buenos hábitos como el deporte, los paseos por la naturaleza y el orden en los biorritmos.

Si tienes niños…

  • Con los niños, apuesta por la lactancia materna (en la medida que sea posible) y si son más mayores, edúcalos en la apetencia por los alimentos, en el respeto a cómo se producen y no los fuerces a comer si no tienen hambre. Es importante, trabajar la alimentación en ellos como algo motivador, sano, variado y natural, no como una una imposición que no tenga en cuenta sus necesidades.

Un estilo de vida saludable

  • Lleva un estilo de vida relajado interiormente con estrategias como la meditación, el pensamiento positivo, la empatía y el amor a lo que amas.

En definitiva, para tener un metabolismo equilibrado hay que tener en cuenta numerosos factores como la herencia genética, algunas hormonas (segregadas o reguladas por la tiroides), la alimentación, el deporte y el estilo de vida.

Equilibrarlos todos es estar en sintonía con nuestro organismo y encontrar bienestar y salud.

 

Bernat

Lechugas de primavera: mezclum casero

Categories:

La primavera ha llegado y aunque hace frío y hay cierto aspecto invernal (qué os voy a decir, ¿verdad?), lo cierto es que el huerto está espectacular. Ya se sienten la llegada de los meses más templados y se van sumando verduras  a nuestras cestas. Es amplia la gama y están cultivadas, como sabéis, con mimo, amor, dedicación y ningún pesticida. Verdura natural; agricultura natural. Mis leyes fundamentales.

 

VERDURAS DE PRIMAVERA: florece el huerto…

 

Ahora en primavera mantenemos un poquito las verduras del invierno. Por ejemplo, la alcachofa pues todavía está óptima y deliciosa, aunque pronto se despedirá de nuestro huerto y le diremos adiós hasta el invierno próximo.

También siguen en esplendor, las espinacas, las acelgas, las coles y los puerros. La temporada todavía los incorpora. ¡Y otras muchas! Pero junto a estas verduras, y otras más que bien conocéis, y que encontráis en las cestas de verdura natural a domicilio, comienzan a aparecer otras.

Es el caso de las habas, tan típicas de pascua y tan genuinas en nuestra comunidad (quién no recuerda la niñez con panquemao, habas, longaniza de pascua y tardes con amigos en el pueblo). Otras verduras de la familia de las judías, se irán incorporando progresivamente. por ejemplo, los guisantes y los tirabeques. Ahora toca enparrarlos o encañarlos para que crezcan como es debido y den su fruto en vaina en unos meses.

Y no olvidemos las cebollas tiernas, los rábanos y las fresas. Su momento está cerca y ya auguran las frutas tan magníficas que vienen con los meses cálidos.

A nivel agrario, ahora es también el momento de ir preparando la tierra (siempre hay que tener en cuenta la rotación de cultivos y la asociación de los mismos) y el momento de sembrar, por ejemplo, los tomates. El tomate valenciano, tan inconfundible y rico, va pidiendo paso entre los caballones del huerto. Su siembra comienza con la primavera. ¡Ya!

Pero hoy quería hablaros de las lechugas de primavera, tan versátiles, tan sabrosas, tan fáciles de combinar…Vamos a conocerlas.

 

LECHUGAS DE PRIMAVERA 

La lechuga es una de las verduras más sensibles a las toxicidades y creo que una de las que más nota la diferencia de ser cultivada en ecológico o en convencional. Por eso, sin duda, os recomiendo la primera opción, además de proximidad y de temporada.

Las lechugas de primavera que os recomiendo pueden ir combinadas y así, hacer nosotros nuestro propio mezclum. Los que venden en los supermercados están tratados para su conservación (el lavado no es tan natural como el que realizamos en casa) y además tienen poca caducidad, por lo que salen caros.

 

Lechugas de primavera que no te puedes perder…

 

-Maravilla                                           -Escarola

-Romana                                             -Lechuga roja

 

CÓMO PREPARAR EL MEZCLUM DE LECHUGAS DE PRIMAVERA

 

Es una manera muy fácil (solo hay que dedicar un ratito) y que garantizará que te duren más tiempo y estén a mano en la nevera para el día a día. Pues todos vamos con prisa y una ensalada es muy sana y socorrida.

Lo recomendable es comprar las lechugas variadas y lavarlas con agua abundante, sin escatimar. Hay que hacer un buen lavado pues vienen del huerto y pueden tener algo de tierra.

Luego quitarles el agua con un centrifugador de lechugas, pues las deja tal cual, óptimas para el consumo.

El siguiente paso es guardarlas. La mejor opción es en recipientes de cristal herméticos pues su conservación es la mejor. Si no tenéis, podéis recurrir también a las bolsas de congelación que cierran herméticas.

Luego, guardáis en la nevera y vais utilizándolas según vuestras necesidades en los días sucesivos.

 

La lechuga tiene unas propiedades muy beneficiosas

Algunas de sus propiedades son:

 

-Tiene vitamina A, del grupo B, C y E.

-Ayuda a regular los niveles del azúcar en sangre.

-Es saciante y favorece la buena circulación.

-Facilita la relajación y posee ácido fólico.

 

 

Ya sabéis, ¡a la rica ensalada con las lechugas de primavera!

 

Decide, come, ama

 

Bernat

 

 

 

 

 

<