Venga, que ya tenemos cerca el fin de semana y se nos despiertan las ganas de disfrutar y de permitirnos caprichos dulces. Pues no se hable más. Porque es compatible, solo hay que elegir los ingredientes adecuados y ponerse a ello. Hoy vengo con una receta muy fácil y sana, se hace rápidamente: natillas con leche vegetal ecológica y harina de maíz. ¡Para chuparse los dedos!

 

Esta receta no va a precisar de edulcorantes ni azúcares pero ya sabéis, que si los necesitáramos, recurriríamos a edulcorantes saludables y ecológicos. 

 

En este post, al que os he remitido, podéis ver la gama que os ofrecemos y que son una alternativa muy recomendable para que inventéis en la cocina. ¡Vuestros postres son posibles!

 

NATILLAS CON LECHE VEGETAL ECOLÓGICA

 

Necesitaremos los siguientes ingredientes para nuestro postre ecológico:

 

  • 6 vasos de leche de avena ecológica (nos sirve cualquier leche vegetal. Para los intolerantes al gluten, la de arroz o maíz es perfecta).

 

  • Semillas de media vaina de vainilla.

 

  • 1/2 cucharadita de vainilla en polvo.

 

 

  • 1 cucharada de melaza de cereales .

 

  • 1 vaso de harina de maíz ecológica.

 

  • 3 cucharadas de aceite virgen

 

Así las prepararemos:

 

Nuestras natillas con leche vegetal se harán con unos sencillos pasos. En primer lugar, pondremos en una cazuela a calentar la leche vegetal con la vainilla hasta que lleguen al punto de ebullición (cuando hierve). En ese momento, añadiremos el agar-agar y la melaza y batiremos con varillas hasta que quede bien disuelto. A continuación, lo pondremos a fuego lento.

Aprovecharemos ese impás de tiempo para mezclar el aceite y la harina de maíz, y removeremos con la vainilla. Poco a poco iremos lo añadiendo a la cazuela de leche caliente. Y dejaremos que hierva unos minutos.

Nuestras natillas con leche vegetal ecológica van haciéndose…

Una vez que está hecho, pondremos la natilla en cuencos y pondremos por encima canela en polvo y, si nos gusta, algún fruto seco como nueces, o algún fruto rojo como arándanos. Le dará un toque a nuestra saludable natilla.

Como veis, es bien fácil y sabrosa. Os quedará estupenda como complemento a una comida especial o como merienda. Y a los niños les encanta. Además podéis tener la certeza de que es un dulce saludable y nutritivo.

 

¿CONOCÉIS EL AGAR-AGAR?

 

En otros artículos ya hemos hablado sobre él. Os remito a esos posts para que conozcáis este espesante natural y sus posibilidades en la cocina. Yo lo empleo con frecuencia y me da buen resultado. En este caso lo empleamos en una receta de dados de horchata y fruta de temporada porque la solidifica y es muy fácil que los niños la tomen. Y es que a veces, nos cuesta que los niños tomen fruta. Esta receta a mí me ha dado buenos resultados pues utilizo la horchata ecológica como base y añado la fruta de la estación. En primavera y verano, bien fresquita, es excelente.

 

¡Endulzaos el finde de manera sana!

 

Cristina