Seguro que escucháis con asiduidad palabras como ecológico, orgánico, bio o natural pero, ¿sabéis en realidad qué significan en cuanto a la calidad de los alimentos? ¿En cuanto a su producción? ¿Conocéis sus beneficios y cualidades? Pues vamos a comenzar por responder a estas preguntas. ¡Los alimentos ecológicos desde la realidad y cercanía, sin tópicos ni prejuicios!

 

¿CÓMO SE PRODUCEN O CULTIVAN LOS ALIMENTOS ECOLÓGICOS?

Los alimentos ecológicos son aquellos que en su producción no se han utilizado pesticidas, productos de síntesis, antibióticos, aditivos o fertilizantes sintéticos. Tampoco conservantes. Es decir,  los alimentos ecológicos no contienen ningún rastro de productos tóxicos o dañinos para el ser humano. Su producción o cultivo se ha realizado de manera natural y respetuosa con el producto y el medioambiente.

En el caso de las verduras y frutas ecológicas, la prevención frente a las plagas se realiza apostando por técnicas como la rotación de cultivos y la asociación de los mismos pues unas especies protegen a otras. También, se recurre a la biodinámica para obtener verduras y frutas ecológicas pues seguir los ritmos de la naturaleza, el magnetismo de la luna y las sinergias de la tierra y el sol, son fundamentales. Y cómo no, se apuesta por variedades locales que resisten en el entorno y que cuidan de las especies de cada zona, contribuyendo a la biodiversidad y sostenibilidad local.

 

¿LOS ALIMENTOS ECOLÓGICOS SON UNA MODA?

Los alimentos ecológicos han dejado de ser una moda y se han consolidado como una elección consciente de los consumidores que apuestan por una alimentación sana y saludable. De hecho, os comparto unos datos:

*España ha aumentado la demanda interna de alimentos ecológicos en un 40% en los últimos 2 años. Y el porcentaje de exportación ronda el 80 %. Y es que España ya aparece entre los 10 países que consumen más alimentos ecológicos. No obstante, todavía hay países con gran conciencia por los productos ecológicos, como Dinamarca. Y es que según datos de la Unión Europea, se observa que el mercado de alimentos ecológicos crece anualmente a un ritmo del 10-15% en la Unión Europea.

Así que, comer alimentos ecológicos ya no es una moda, sino una reflexión seria e inteligente para nuestra salud.

 

BENEFICIOS DE LOS ALIMENTOS ECOLÓGICOS

 

Los alimentos ecológicos poseen un mayor contenido de vitaminas y nutrientes. Según un proyecto de investigación de la UE “Quality low input food”, tienen un mayor índice de antioxidantes (las frutas y verduras) y vitaminas, minerales proteínas e hidratos de carbono (los alimentos de origen vegetal). Osea que nos aportan muchos más nutrientes que los convencionales y además, sin los residuos químicos que tanto pueden afectar a nuestro organismo.

 

EL SABOR AUMENTA EN LOS ALIMENTOS ECOLÓGICOS

Os pongo el ejemplo de las frutas y verduras de temporada. Que se han cultivado sin prisas, en su momento natural  y con su ritmo de maduración  óptimo. Sin ser alteradas con sustancias químicas, con una tierra orgánica y trabajada, teniendo en cuenta las leyes más ancestrales de agricultura (sol, luna, agua…) Os garantizo que su sabor es inigualable. Puede ser que su tamaño sea menor o que cada pieza tenga una apariencia, esto es normal en agricultura ecológica y señal de que es natural pues las cosas en la naturaleza no son iguales. La igualdad en los productos es síntoma de artificialidad. Así que si queréis mayor sabor, recurrid a alimentos ecológicos que saben a lo que deben saber. ¿No creéis? Si queréis conocer alguna receta os recomiendo esta: “Receta de cus-cus ecológico con verdura de temporada”. Deliciosa y fácil. ¡Súper veraniega!

 

Por último, os animo a que combinéis los alimentos ecológicos que más os gusten y os los guardéis en tarros de cristal para una mayor conservación. ¿Queréis saber cómo hacerlo? Os recomiendo este artículo “Nuestro tarro de comida saludable y de cristal“.

¡Una magnífica idea!

 

Bernat