Manzana de temporada

Hoy os propongo un recorrido por las estaciones para conocer las frutas en su mes óptimo de maduración. De este modo, sabremos qué fruta tomar en cada época del año.  Las frutas de temporada serán nuestras protagonistas y las vamos a ubicar en su correspondiente estación. La sinergia de la tierra, ¿la compartimos?

LAS FRUTAS DE TEMPORADA

MES A MES…

En nuestra área geográfica tenemos cuatro estaciones  que se dan por el movimiento de traslación de la Tierra con respecto al Sol. No en todas las zonas del planeta se dan las cuatro ni con las mismas características, pues la ubicación entre meridianos y paralelos determina sus particularidades.

*La primavera se da entre el 21 de marzo y el 21 de junio (solsticio de verano)

*El verano comprende desde el 21 de junio hasta el 21 de septiembre (equinoccio de otoño)

*El otoño va desde el 21 de septiembre hasta el 21 de diciembre (solsticio de invierno)

* El invierno lo situamos desde el 21 de diciembre hasta el 21 de marzo (equinoccio de primavera)

 

LAS FRUTAS DE TEMPORADA: LA PRIMAVERA

En primavera las plantas florecen y adquieren una frescura única. En otro artículo comentamos las frutas de la primavera y sus beneficios.  Y es que las frutas de temporada poseen muchas propiedades que son muy buenas para nuestra salud. En cada momento del año contribuyen a que se refuerce. Os recuerdo las frutas que en primavera podemos encontrar:

-La naranja  sigue con nosotros aunque pronto se irá despidiendo. Son variedades más tardías las que todavía nos acompañan. Las fresas están en su momento idóneo en abril, muy sabrosas. En mayo comenzamos a sumar las ciruelas, los albaricoques y nísperos. Y mantenemos las peras (en sus variedades de verano) y las manzanas. Hacia junio ya podremos encontrar melocotones ricos y con un buen punto de maduración. ¡Es una estación muy rica en vitamina C! Ya que las fresas y los cítricos en combinación nos dan un gran aporte de esta vitamina.

LAS FRUTAS DE TEMPORADA: EL VERANO

El verano es un mes muy bueno en el huerto pues la variedad es muy amplia. Además, mes a mes se van incorporando nuevas frutas. Por ejemplo, a mediados de junio, ya encontramos nectarina, sandía, melón e higos. También podemos disfrutar de cerezas muy ricas hasta agosto. Y de los meses anteriores mantenemos el melocotón, las ciruelas y el albaricoque.  Las fresas las podremos saborear hasta finales de julio en un buen punto madurativo. Sin duda, es una estación de diversidad frutal lo cual nos permite jugar con sabores muy refrescantes. Son frutas con alto contenido en agua, como la sandía, y con una carga glucémica muy baja por lo que es muy conveniente para tomar entre comidas. Son muy versátiles y nos pueden aportar antioxidantes y fibra. Además de numerosas vitaminas como, el melón, que posee gran cantidad de vitamina A, C y potasio, siendo muy bueno para nuestra salud cardiovascular.

LAS FRUTAS DE TEMPORADA: EL OTOÑO

En otoño todavía mantenemos el melocotón, los higos y las ciruelas. Hasta aproximadamente principios de noviembre tenemos estas frutas en nuestros fruteros. Ya de forma más tardía y teniendo en cuenta que hablamos de climas bastante cálidos, como la huerta de Valencia o Castellón.

En agosto se han vuelto a incorporar las peras y las manzanas y hacia finales de septiembre tenemos unas incorporaciones muy sabrosas: la mandarina y la uva. Es su momento dulce. Y nos acompañará esta última hasta principios de febrero.

No nos olvidamos de la calabaza y el kaki. Excelente aporte de carotenos, vitamina C y antioxidantes.

Por último, se suma el kiwi desde principios de noviembre hasta mediados de diciembre. Ya sabéis, es el momento de introducirlo en batidos y zumos de frutas y verduras, pues está delicioso y nos enriquece con grandes dosis de vitamina C. Comienza el frío y hemos de reforzar nuestro sistema inmunológico.

LAS FRUTAS DE TEMPORADA: EL INVIERNO

En invierno disfrutaremos de la uva hasta principios de febrero (consumirla en fechas navideñas es consumirla en su momento acertado) y tomaremos de forma óptima la naranja, la mandarina y el kaki. La calabaza nos seguirá acompañando y las granadas, tan ricas y con tanto aporte en fibra, también formarán parte de nuestras frutas de invierno.

El limón es la fruta que siempre estará. Durante todo el año podemos disponer de ella. Es aporte de vitamina C, antioxidantes, y ayuda a cuidar el pelo, la piel y las uñas. Nos ayuda a mantenernos más jóvenes externa e internamente. El aguacate también será una fruta constante y que nos ayuda a mantener nuestros niveles de colesterol gracias al ácido oleico.

 

UN APUNTE FINAL…¿SABÉIS LO QUE ES LA AGRICULTURA BIODINÁMICA?

Desde antiguo se ha seguido la influencia de la Luna desde el punto de vista energético y con el tiempo ha generado numerosos estudios científicos. Nuestros antepasados de numerosas culturas han atendido a la Luna para realizar labores cotidianas. En el plano de la agricultura, esto se conoce como agricultura biodinámica. Por ejemplo, con luna ascendente las tareas idóneas son “las de arriba” como coger frutos, injertar, podar…y con luna descendente, es mejor hacer labores de tierra como plantar, labrar o compostar.

La siembra también es decisiva y se basa mucho en la Luna y sus influjos. Un ejemplo sencillo es que los ajos plantados en Luna llena son expulsados de la tierra ya que no es su momento idóneo de siembra. Para ello, es muy interesante atender a las fases lunares.

Esto refuerza más todavía la idea de consumir fruta y verdura de temporada pues hay leyes naturales y energías que el ser humano debe respetar e integrar en su día a día y en sus rutinas. Somos parte de la naturaleza, ¿verdad?

¡Disfrutad de las frutas de temporada!

Bernat