¡Esta receta es para chuparse los dedos y disfrutar de lo lindo! Aunamos la riqueza nutricional de la horchata ecológica y lo beneficioso de la fruta de temporada. Además resulta sencilla y rica y prescindimos de tomar lactosa y gluten. Por ello este helado de horchata ecológica es ideal para los niños y para disfrutar del verano pues alimenta e hidrata sin aportar calorías vacías. ¡Que no falte en nuestro congelador!

 

HELADOS SALUDABLES PARA NIÑOS

Los niños en verano nos piden helados y a veces no es fácil encontrar los adecuados pues los que solemos encontrar poseen muchos azúcares nada saludables y lactosa. Además, no suelen alimentar pues su contenido en fruta de temporada es muy bajo o prácticamente inexistente. Por eso, mi recomendación es que los hagamos nosotros con las frutas del verano y con horchata ecológica. ¡Y podemos cubrirlos de chocolate!

Desde el punto de vista pedagógico es también muy interesante involucrar a los niños en la cocina pues fomenta valores como la autonomía, la creatividad, la responsabilidad y la cooperación. Los niños pueden y deben ser partícipes de la alimentación de la casa, conociendo las frutas y verduras de temporada, cómo se cultivan y en qué estación maduran. Y es que toda conexión de los niños con la naturaleza y los procesos naturales redundará en positivo en su crecimiento y en su respeto por el medio ambiente. Por ello, con esta receta de helado de horchata ecológica depositamos en los niños valores de alimentación consciente.

HORCHATA ECOLÓGICA PARA HELADOS SIN LACTOSA

Para los niños y las personas con intolerancia a la lactosa, la horchata ecológica se perfila como una alternativa saludable y sabrosa para hacer nuestros helados o postres. Como sabéis, la lactosa es el azúcar de la leche y cada vez más personas no la sintetizan bien pues prácticamente no producen lactasa, que es la enzima que la metaboliza. En realidad, tras la etapa de lactantes, el ser humano deja de producir tanta cantidad de lactasa pues como la mayoría de mamíferos, no es natural recurrir tanto a los lácteos cuando se avanza en el crecimiento. Por ello, tomar horchata ecológica es una buena alternativa para evitar la lactosa en dulces y helados.

 

LA FRUTA DE TEMPORADA COMPLETA ESTE HELADO DE HORCHATA ECOLÓGICA

Siempre me gusta reivindicar la fruta de temporada pues ir con los ritmos biológicos de la naturaleza es básico y vital. Es creer y potenciar la agricultura sostenible y natural. Además, ganamos en calidad y sabor. Como sabéis, la fruta de temporada tiene innumerables propiedades y vitaminas que de manera específica nos protegen en esa estación. También las verduras de temporada contribuyen a nuestra salud y además fomentan a nivel educativo valores importantes en los niños. Para ello, os recomiendo este artículo: alimentación y niños: 5 razones para comprar cestas de verduras. 

 

 

RECETA DE HELADO DE HORCHATA ECOLÓGICA CON MELOCOTÓN  Y…COBERTURA DE CHOCOLATE (¡si te apetece, añade el chocolate!)

El molde: si queremos que tenga el tamaño pequeñito podemos recurrir a moldes de silicona para tal fin. También podemos utilizar los de hacer polos  de siempre.

INGREDIENTES PARA 20 UNIDADES:

600 ml de horchata ecológica

5 unidades grandes de melocotón

1/2 de cuchara pequeñita (café) de ralladura de limón

1 cucharada grande de miel cruda

 

COBERTURA DE CHOCOLATE:

10 gramos de aceite de coco

1 tableta de chocolate ecológico fundido intensidad alta (56%)

20 gramos de miel cruda

 

ELABORACIÓN DEL HELADO DE HORCHATA ECOLÓGICA:

Cogemos 600 ml de la horchata ecológica y la trituramos con los melocotones pelados y el resto de ingredientes. Una vez hecho esto, lo metemos en un recipiente en el congelador. Es conveniente que repose unas tres horas en el congelador y en ese intervalos de tiempo, tendremos que removerlo todo unas dos veces. Después de este paso, ponemos la mezcla en los moldes y les incorporamos el palo de madera (en caso de que no hayamos recurrido a los moldes de polos de siempre que ya llevan el palito). Es recomendable que le demos unos golpecitos a la bandeja y que la volvamos a meter en el congelador. Los sacaremos cuando se puedan desmoldar. En este punto, os recomiendo que metáis una bandeja en el congelador con papel sulfurizado (mantiene el frío y ahí colocarás los helados una vez desmoldados).

Haremos en este momento, el chocolate ecológico. Para ello, fundiremos una tableta de chocolate ecológico (aproximadamente del 50-60% de intensidad) y añadiremos una pizca de miel y de aceite de coco. Esto le dará mayor riqueza nutricional y un punto genuino aunque podemos prescindir de los complementos y quedarnos solo con la fundición de la tableta.  Lo mezclaremos todo para que quede una textura homogénea. Reservaremos el chocolate con el fuego apagado.

A continuación desmoldamos los helados y los bañamos en chocolate. Los metemos de nuevo en el congelador y los tenemos listos para tomar. Los puedes guardar en una fiambrera en bolsitas de congelación.

¡Nuestro helado de horchata ecológica está preparado! ¿A que es súper apetecible?

¡Me encanta el verano!

Bernat