El otro día hablamos de los endulzantes naturales ecológicos y de sus cualidades nutricionales. Vimos que no solo son una alternativa al azúcar sino que además nos aportan propiedades. Para nada son calorías vacías. Pues hoy nos toca ponernos manos a la masa y hacer un postre de esos que nos alegran el domingo. ¿Os apuntáis? Vamos a hacer una coca de calabaza y chocolate que me recuerda a niñez y a la vez es saludable. ¡Os la recomiendo!

 

LA CALABAZA: VERDURA TOP DE LA TEMPORADA DE OTOÑO

Ya sabéis que la calabaza es una verdura de otoño, que se toma a partir de septiembre y que nos acompaña unos meses. Con ella podemos hacer ricas cremas, papillas para los más peques, simplemente tomarla asada (está deliciosa) o cocinar bizcochos como el que os propongo hoy. La calabaza también ha seguido un cultivo natural y libre de químicos por lo que su sabor es intenso y su calidad máxima para nuestra salud.

Además, ¿sabéis qué nos aporta?

*Es antioxidante, nos ofrece vitamina A y C, además de vitamina E y algunas del grupo B, como el ácido fólico.

*Posee betacarotenos, igual que la zanahoria, tan buenos para nuestras células.

*Es baja en calorías a pesar de su sabor dulce.

*También tiene aminoácidos y ácidos saludables como linoleico.

*Nos aporta minerales como el potasio, hierro, zinc, magnesio y calcio.

Que no falte en la cesta de verduras a domicilio…¡Toda una imprescindible!

RECETA DE COCA DE CALABAZA Y CHOCOLATE

Estos son los ingredientes que utilizaremos:

  • 250 gr de harina  integral de trigo (podemos sustituirla por harina de maíz o arroz para los intolerantes al gluten)
  • 2 huevos de cultivo ecológico
  • 250 gramos de puré de calabaza que habremos cocido con anterioridad y triturado.
  • 1 sobre de levadura ecológica.
  • 150 gr de azúcar de caña (panela) integral ecológica.
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra ecológico.
  • 1 pizca se sal.
  • 4 cucharadas de cacao ecológico en polvo.
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 puñadito de nueces.
  • Media cucharada de nuez moscada en polvo
  • 1 cucharada de bebida de arroz o avena (la que más os guste)
  • 1 cucharada grande de copos de avena integral
  • 1 cucharada grande de semillas de sésamo
  • 1 cucharada de sirope de ágave

 

¿CÓMO PREPARAMOS LA COCA DE CALABAZA Y CHOCOLATE?

En primer lugar, coceremos la calabaza en una cazuela durante 5/10 minutos y tras haberla cortado en rodajas finas. Cuando veamos que está, escurrimos para quitar el agua que sobre y la batimos. Al mismo tiempo, pondremos el horno a calentar arriba y abajo y nos pondremos a batir los huevos. Incorporaremos el azúcar, el aceite  y posteriormente, el puré de calabaza. En otro bol distinto mezclaremos la harina, la sal, las especias (canela y nuez moscada) y cómo no, la levadura. Lo removeremos todo y lo mezclaremos con el recipiente del puré. Va tomando cuerpo nuestra coca de calabaza y chocolate ecológica y para ello, removeremos bien toda la mezcla con una cuchara. Ha de quedar con una consistencia densa y homogénea. Así que removeremos hasta que veamos que la obtenemos. Cuando esté, separaremos la mezcla en dos recipientes diferentes y en uno de ellos, pondremos las 4 cucharadas de cacao ecológico y seguiremos removiendo.

Ahora vamos a por el molde. Le ponemos papel vegetal y lo impregnamos de aceite de oliva para que no se nos pegue. Iremos vertiendo las dos masas, la normal y la que tiene chocolate, alternativamente pues el objetivo es que la coca quede con dos colores. También podemos poner nueces entre la masa. ¡Son además buenísimas! Haremos esto hasta que la hayamos volcado toda y entonces, decoraremos la parte de arriba con copos de avena ecológicos, nueces y semillas de sésamo. El tiempo para honear es de 45 minutos a una temperatura aprox de 180 grados, lo que viene a ser el estándar, pero tened en cuenta las características de vuestro horno. Ya sabéis que no todos tienen la misma potencia.

Por último, nos falta desmoldar y dejar enfriar. Mientras, podemos hacer un sirope de chocolate con 2 cucharadas de agua y 1 cucharada de leche de arroz o avena. Lo ponemos al fuego y cuando esté caliente, añadimos un par de cucharadas de cacao ecológico en polvo y el sirope de ágave. Ahora sí que la coca de calabaza y chocolate está completa e irresistible. ¡Mmmmmmmm!

Espero que probéis esta coca de calabaza y chocolate y el fin de semana otoñal sea más atractivo. Es una coca bien rica y bien sana. Doble placer, ¿verdad?

Dulces conscientes, dulces que suman.

Bernat