Muchas veces os decimos que las verduras tienen muchos antioxidantes y que las legumbres son básicas para contrarrestar el envejecimiento pero, ¿sabemos lo que son en realidad los antioxidantes? Los oímos a toda hora y nos suscitan seguro algunas preguntas. Además, ¿qué tienen de cierto y qué tienen de mito o milagro? Hoy los sometemos a examen.

 

¿QUÉ SON LOS ANTIOXIDANTES?

Tenemos a nuestro alrededor muchos agentes nocivos que desgastan nuestras células: el sol excesivo, el estrés, la alimentación deficiente, la contaminación…Este proceso se llama oxidación y es un proceso natural que hace que hace que envejezcamos.

Según los expertos, en la oxidación se pueden originar los famosos radicales libres. En los seres vivos son perjudiciales pues pueden dañar las membranas celulares. Nuestro organismo tiene mecanismos biológicos para hacer frente a los radicales libres pero también hay sustancias externas que podemos ingerir y que les hacen frente: Son los denominados ANTIOXIDANTES.

Por ello, los expertos recomiendan una alimentación saludable pues tomar alimentos con antioxidantes puede ayudarnos a prevenir o retardar el envejecimiento.

 

¿CÓMO SE CLASIFICAN LOS ANTIOXIDANTES?

* Betacarotenos: nos habéis oído hablar de ellos. Los betacarotenos los encontramos en las verduras de color naranja: zanahorias, boniatos, mangos y en las verduras de hoja verde: acelgas, espinacas, coles.

*Luteína: ingerimos este antioxidante cuando comemos verduras como el repollo (kale) y la lechuga.

*Licopeno: es un potente antioxidante que lo podemos encontrar fundamentalmente en los tomates. Os recomiendo este post sobre el tomate valenciano y sus propiedades. También lo encontramos en la sandía y en la papaya.

*Selenio: es un mineral que forma parte de algunas enzimas con actividad antioxidante. Lo encontramos fundamentalmente en el trigo y arroz. También en los pescados es apreciable.

*Vitaminas A, C, E: las encontramos en la yema del huevo, en las naranjas, kiwis y fresas, aceites de semillas y frutos secos.

 

Es llamativo, cuánta relevancia tienen las verduras y frutas en cuanto a antioxidantes se refiere. Por eso tomarlas diariamente y de cultivo libre de químicos es muy beneficioso para nuestra salud. En ese sentido, las cestas de verduras y frutas de temporada a domicilio son cómodas, saludables y os ahorran mucho tiempo.

 

Vamos a destacar los nueve alimentos más recomendados por ser ricos en antioxidantes. Los expertos del Área de Nutrición de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición así los recomiendan y señalan que siempre hablamos de “productos naturales” y no de “productos enriquecidos”.

 

-Bayas: frambuesas, arándanos, moras, fresas.

 

-Brócoli: tiene mucha vitamina C y calcio y fitonutrientes. Cuando sea temporada, no puede faltar en nuestra cesta de verduras.

 

-Frutos secos: sus ácidos grasos esenciales son muy beneficiosos.

 

-Té verde: ayuda en la pérdida de peso y es muy positivo para nuestro organismo. Este artículo sobre alimentos contra la grasa y la retención de líquidos es también muy interesante en este sentido.

 

-Tomates: para que sea eficiente en su aporte de antioxidantes debe ir acompañado de grasa saludable. Así, que ya sabéis, hay que ponerle un chorrito de aceite de oliva extra virgen.

 

-Ajos: tiene vitaminas A, B y C, selenio, yodo, potasio, hierro, calcio, zinc y magnesio. En crudo elimina los metales pesados del cuerpo y disminuye la presión sanguínea y el colesterol. ¡Vaya alimento diez!

 

-Chocolate negro: nos ayuda en los estados emocionales, en el estado de la piel y nos ayuda en nuestra salud cardiovascular. Y encima está delicioso.

 

-Zanahorias: ya las hemos mencionado antes. Son básicas por sus propiedades. A la cesta de verduras también.

 

-Uvas: ayudan a controlar el colesterol negativo, reducen la presión arterial y protegen el corazón. Esto también se aplica según los expertos, al caso del vino tinto, siempre y cuando, se consuma con moderación.

 

Ahora que ya conocemos mejor a los antioxidantes y en qué alimentos aparecen en mayor porcentaje, podemos afirmar que son una realidad y que su ingesta nos ayuda mucho. Ahora, bien, no son milagrosos ni hay que perder de vista que hay que acompañarlos de otros factores como: llevar una dieta sana, hacer deporte y ejercicio regular, no consumir tabaco o alcohol en cantidades perjudiciales, evitar la exposición solar excesiva, la contaminación ambiental, el estrés…etc

 

Y como, es verano y tenemos un poquito más de tiempo y sabemos que los hábitos saludables nos llenan de energía anti-edad, ¿qué tal si nos vamos a estar en contacto con la naturaleza? ¿y si nos damos un baño de árboles y aire limpio?

Otro día os cuento lo sano que es ir a un bosque a nivel emocional…De momento, ¡a por moras!

Cristina