En invierno los resfriados son comunes y cotidianos, qué os voy a contar, ¿eh? Los cambios de temperatura bruscos (oscilaciones térmicas, viento…) y el frío, desestabilizan nuestras defensas por lo que andamos con molestos síntomas y altibajos. A eso sumamos los virus que son habituales de estos meses, con lo que estamos expuestos a ponernos enfermos.

Hoy vamos a ver algunos alimentos anti-resfriado que nos ayudarán a prevenirlos y cómo no, de manera sana y económica. Ya sabéis que remedios estrella y fórmulas mágicas no hay, pero que atender a una alimentación consciente, equilibrada y que apuesta por las verduras y frutas de temporada, es una ayuda fundamental para nuestro organismo.

Y es que del huerto vienen tantas cosas buenas, ¿verdad? Como ya hemos dicho en otras ocasiones, ir con la temporada es muy importante pues la naturaleza nos da en cada época del año aquello que necesitamos. Mirad este calendario de verduras de temporada, útil y muy visual.

Pues lo dicho, vamos a pasear por el huerto y llenar nuestra cesta de verduras y frutas libres de químicos. Y al final, un vistazo también a la despensa ecológica…en ella hay cosas riquísimas y saludables.

 

ALIMENTOS ANTI-RESFRIADO

 

1.- Coliflor y brócoli: son de las verduras que más nos ayudan a prevenir los resfriados pues nos aportan buenas dosis de vitamina C, además de minerales y agua. Son básicos del huerto de invierno. Las coles en estos meses son fuente de salud. Al vapor, gratinados, en wok…son muchas sus posibilidades.

 

2.- Cebolla: la cebolla posee propiedades antibióticas, que sin ser un sustituto de los fármacos, nos ayuda a combatir bacterias. También ayuda a hidratar, lubricar y dar tonicidad al sistema respiratorio. Que no nos falte en la ensalada o en cualquier guiso. La cebolla pega con todo y siempre suma.

 

3.- Nabo: entre los alimentos anti-resfriado no puede faltar el nabo. Tiene mucha agua por lo que nos hidrata y eso es beneficioso para el aparato respiratorio. También tiene fibra y actúa como prebiótico de la flora del intestino. Lo podemos utilizar en cocidos, hervidos, asados…

 

4.- Shiitake: es una seta que refuerza nuestras defensas y que, por sus propiedades es considerada un superalimento. Mira este artículo del shiitake sobre su perfil nutricional y sus características. Es de los imprescindibles del otoño-invierno.

 

5.- Jengibre: su sabor es característico y un tanto picante pero nos ayuda mucho en la digestión. Es ideal para prevenir los resfriados pero también cuando queremos minimizar sus síntomas. Pues con limón y miel es excelente. Además, se puede incorporar rallado en batidos, licuados, zumos e infusiones.

 

6.- Ajo: el ajo no puede faltar entre los alimentos anti-resfriado pues posee acción antibiótica, antimicótica y antivírica. Cuando más se aprovechan sus propiedades es en crudo y machacado aunque en otras formas de cocinado también nos aporta beneficios.

 

7.- Tomillo: El tomillo es, según los nutricionistas, un potente antibacteriano. También ayuda a tonificar el sistema inmunitario y nos ayuda a prevenir los virus. Es beneficioso para calmar la tos y favorecer la expulsión del exceso de mucosidad. Se puede tomar también en infusión.

 

8.- Mandarinas o naranjas: las archiconocidas propiedades de los cítricos ya las conocemos. Son ricas en vitamina C, una vitamina que tiene una acción buena para el sistema inmunitario. Las podemos exprimir, comernos su pulpa o hacernos infusiones con su piel y canela natural. Otra forma rica, ¿verdad?

 

9.-Calabaza: tiene vitamina A y C y es depurativa. Posee diversos minerales como el magnesio, calcio, zinc y un alto contenido en betacarotenos. Nos acompaña en otoño e invierno para ayudarnos en estas estaciones. En cremas o asada, la calabaza es clave en los meses de frío.

 

Y los últimos alimentos anti-resfriado los encontramos en la despensa:

 

10.- Probióticos como el chucrut, kéfir, miso o tamari: estos probióticos, según los expertos, nos ofrecen prevención frente a resfriados por su acción reforzadora del sistema inmunitario. Así que no está nada mal hacerles un huequecito en nuestra despensa.

 

No podemos dejar de mencionar la miel cruda de romero, tomillo o azahar. Posee muchísimas propiedades muy recomendables y positivas para nuestro organismo. En el próximo artículo abordaremos con extensión su valor nutricional.

 

Y como no podía ser menos, para acabar hoy os recomiendo una recetita sencilla de las que me gustan: un licuado muy recomendable para ayudar en la prevención de estados catarrales. Va acompañado de otros licuados imprescindibles que no os podéis perder en los meses de frío o de oscilación grande de temperaturas, como las que estamos viviendo estos días.

 

Decide, come, ama…

 

Y en invierno, ¡alimentos anti-resfriado! En sinergia con las estaciones y la naturaleza. ¡Cuánto hemos de aprender todavía de ella!

 

Bernat