En verano tenemos tiempo para muchas actividades en familia. Los peques disfrutan enormemente de estos meses y es una etapa lúdica que les beneficia enormemente a nivel emocional. Por eso, hoy quiero contaros  actividades para niños sobre alimentación y naturaleza que me gustan para hacer este mes de agosto. Son divertidas pero también les van a enriquecer y favorecer en su crecimiento a nivel educativo. Y les va a dotar de aprendizajes sobre alimentación y medio natural que serán muy valiosos. Y es que, cuánto se puede aprender disfrutando de la vacaciones,¿verdad?

 

ACTIVIDADES PARA NIÑOS SOBRE ALIMENTACIÓN

Mis sugerencias para un agosto guay y en el que aprendemos mucho sobre alimentos y naturaleza a la vez, son las siguientes:

 

1.- Hacemos macetas con planteles de lechuga. Podemos adquirirlo en un vivero fácilmente. De este modo, tocamos tierra, cultivamos y crecen en aproximadamente 30 días. Los niños aprenden a tomar verdura. Y se motivan pues las hacen crecer ellos mismos. Mirad este post sobre las cestas de verduras: Alimentación y niños: 5 razones para comprar cestas de verduras. Es muy interesante y nos da pistas muy buenas para comprar cestas de verduras y saber que así vamos con la temporada de cada alimento y somos responsables en nuestro consumo. Todo esto podemos enseñárselo a los peques.

 

2.- Hacemos helados de hielo con frutas. Están muy ricos y son saludables. Y enseñamos a los niños a tomar frutas. Las frutas de verano son un buen gancho para consumir otras muchas el resto del año. Podemos hacerlos de plátano, sandía, melón, limón o moras. Basta con triturarlos y congelarlos. Les pondremos un palito y siempre serán un recurso en nuestro congelador. Es un buen momento para que se habitúen a tomar fruta de temporada y sin químicos, totalmente natural.

 

3.- Preparamos una excursión a la playa, al río o a la montaña: ¿y qué necesitamos llevar? Preparamos con ellos todo lo necesario. ¡Que nada se olvide! Fomentamos su responsabilidad y hacemos que les guste ser partícipes. Hasta la comida podemos hacerla juntos…¿una pasta, cus-cus o quinoa con verdura de verano? Es muy fácil y de preparar y nos pueden ayudar. Con la emoción de la excursión serán colaboradores y estarán aprendiendo mucho. Os doy ideas con este post: cus-cus ecológico con verdura de temporada.

 

4.- Vamos a un mercado o huerto con los niños. Esta me encanta. Es una conexión directa con la tierra y la naturalidad más cercana.Vemos cómo crecen las plantas, cuáles son las verduras de temporada, qué esfuerzos hace el agricultor…Aprendemos valores y respeto. También cooperación. Saber qué nos ofrece la tierra en cada momento y darle valor es un aprendizaje fundamental. Acercarse a la agricultura natural, sin químicos, mimada y cuidadosa con el entorno

 

5.- Preparamos limonada casera con limón y jengibre y un poquito de miel. Es nuestro refresco preferido. Y aprendemos a prescindir de los refrescos azucarados comerciales. Nosotros podemos hacerla. Les encantará porque está muy rica y porque ellos mismos la habrán preparado.

 

6.- Vamos a intentar estar en contacto con animales. A quererlos y respetarlos. A no tenerles miedo y a integrarlos con naturalidad. Si estamos de viaje podemos hacer actividades para niños sobre alimentación y naturaleza encaminadas a estar con animales en libertad…vacas, caballos…o ver gallinas, perros, ovejas…siempre desde el amor y respeto hacia ellos.

 

7.- Hagamos deporte. Y tomemos fruta tras el deporte. Procuremos que asocien deporte y fruta fresca. Esta actividad debe ser una constante por lo sana y positiva que es a todos los niveles. Y en verano, podemos nadar, jugar a tenis, a fútbol o voley playa, hacer senderismo y pasárnoslo bomba en la playa. Para que relacionen dos hábitos tan buenos y ahora que tenemos más tiempo, podemos hacerlo de forma atractiva, por ejemplo preparando batidos o smoothies de frutas variados y sabrosos.

 

8.- Toda actividad que les fomente el contacto con la naturaleza será idónea para los niños: regar las plantas, disfrutar en la playa, en el camping o en la casa rural. Es nuestro tiempo de contacto con todo lo natural y hay que aprovecharlo. Ya habrá tiempo de rutinas. Aprenderán a integrarse en la naturaleza y a ser responsables (pues hay que cuidarla) y autónomos (pues tomarán iniciativas).

 

9.- La última de las actividades para niños sobre alimentación y naturaleza que os planteo tiene que ver con la fotografía. Durante las vacaciones pueden hacer fotos a aquellas cosas de la naturaleza que les llame la atención o les guste. O a aquellos momentos especiales al aire libre, en la playa o en la montaña, a esa receta ecológica tan buena que cocinasteis juntos…al final de verano harán como su caja del tesoro. Serán recuerdos bonitos vinculados a lo natural que les estarán enseñando a valorar la naturaleza y la tierra. Y esto es algo muy importante para su desarrollo.

Espero que estas actividades para niños sobre alimentación y naturaleza os sean prácticas y atractivas. No obstante, os recomiendo que no intentemos entretener todo el rato al niño, evitando que sienta aburrimiento. Pues debe aprender también a convivir con esa sensación y buscar estrategias propias para evitarlo por sí mismo. De ahí nacen la creatividad y el ingenio. Por eso, es bueno también que no estimulemos constantemente al niño y que le dejemos tiempos para su juego libre. Así crecerá con más recursos y con aprendizajes emocionales.

 

Disfrutad de estas actividades para niños sobre alimentación y naturaleza todos juntos.

Porque todos somos un poco peques, ¿verdad?

Decide, come, ama, cultiva, haz deporte, viaja, vive la naturaleza, sueña…

Bernat