enero 2017

Estás aquí: Home / enero 2017

CUIDA TU VISTA CON ALIMENTOS SALUDABLES

Categories: Tags:

¿Qué alimentos puedo tomar para cuidar mi vista?

¿Quieres tener una vista «de lince», sana y que no se vea menguada con el paso del tiempo? ¿Te preocupa la salud de tus ojos y quieres cuidarlos desde el interior? La alimentación consciente es nuestra aliada. Es básico comer productos naturales, que nos aporten muchas vitaminas. Por eso, en las frutas y verduras de temporada encontraremos las compañeras ideales. Recurriremos a las de temporada como siempre, pues son las que nos ofrecen aquello que necesitamos en cada estación para nuestro bienestar. Y contribuimos a la biodiversidad y la sostenibilidad local.

 

¿Por qué las verduras y frutas en mi dieta?

Las frutas y verduras, por su aporte alto en vitaminas nos ayudan de manera directa a combatir y regular la hipertensión ocular. El motivo son los antioxidantes que aportan.

Además, mantienen la juventud de nuestra vista pues las vitaminas A,C y E son favorables para retrasar el envejecimiento.

Es decir, que consumimos frutas y verduras  de la temporada, bien ricas y en consonancia con la estación, y además nos enriquecemos interiormente. También el bienestar que ofrece una alimentación consciente y equilibrada nos favorece exteriormente. Por ejemplo, nuestra piel se mantiene más joven y tersa.

 

¿Qué sabemos de las vitaminas?

– La vitamina A mejora que veamos en la oscuridad y agudiza la capacidad de visión. Es por la presencia de carotenos. Muchas verduras y hortalizas la tienen los tienen y son muy positivos.

– La vitamina C es un escudo protector de las radiaciones ultravioletas y cuida de la retina y el cristalino. Está muy presente en numerosas frutas tanto de invierno como de verano. Por eso es nuestra cesta de producto fresco siempre tienen que haber cítricos, fresas…

-La vitamina E es la que nos nutre de antioxidantes, tan fundamentales para nuestros ojos y para mantenernos jóvenes. Lo notaremos por dentro y por fuera. Además, tendremos más energía y actividad.

 

VERDURAS Y FRUTAS PARA LA VISTA

 ¿Qué verduras y frutas son saludables para mi vista?

 – Entre los imprescindibles encontramos la naranja, el limón y el tomate y los pimientos verdes en verano, pues nos protegen de sol y son fuente de vitamina C. El kiwi y los frutos rojos también son excelentes. Te recomiendo que sumes en tu desayuno las fresas, moras, arándanos y cerezas. En combinación con yogur están deliciosos y ya comienzas el día con tu aporte de vitamina C.

-Seguro que has oído hablar de las zanahorias como las protagonistas de la vista. Desde pequeños nos las recomiendan. La explicación es por su cantidad de betacarotenos que nos protegen del sol y ayudan muchísimo a nuestros ojos a nivel interno. Pero junto a ellas, no podemos olvidar la col rizada y el brócoli. Los tres son maravillosos en combinación. Para las épocas de invierno, nuestras aliadas.

-Las verduras de temporada con color verde intenso son excelentes ya que tienen muchos pigmentos. Las hojas verdes son poseedoras de vitamina E y muy saludables pues nos ofrecen fibra que nos ayudará a nivel digestivo. En este grupo hablamos de las espinacas, el kale (además un superalimento) y las judías verdes.

-También hay verduras con color amarillo intenso o naranja. Son geniales por sus carotenos también y está muy recomendado tomarlas. El mango, la papaya, el melocotón, la calabaza, la uva roja y el maíz.

 

¿Otros alimentos sanos para mis ojos?

 Además de las frutas y verduras, hay otros alimentos que son muy buenos para la vista. Y si son ecológicos y de procedencia natural y tradicional, serán saludables y muy buenos para tu organismo.  ¿Cuáles puedes tomar con constancia?

Os recomiendo los pescados como el salmón o el atún (ricos en vitamina D, omega 3 y ácidos grasos). También las sardinas, la caballa y las anchoas. Su aportete en fósforo es también muy beneficioso.

Y por último, os recomiendo los cereales y los frutos secos. Son magníficos por su aporte de vitamina E y están buenísimos.

 

En definitiva, ABRAMOS BIEN LOS OJOS a nuestra alimentación. Podemos comer muy sabroso, muy sano y en consonancia con los ciclos de la naturaleza.

 

Cristina

RECETA DE PAN GRANDE (ESTILO RÚSTICO) CON MASA MADRE

Categories: Tags:
Pan rustico ecológico

RECETA DE PAN GRANDE (Estilo RÚSTICO) con MASA MADRE NATURAL

Una de las masas que más me gusta para hacer pan y que es más saludable, es la que se realiza con masa madre. La fermentación se produce de forma espontánea y natural y de este modo, obtenemos un pan esponjoso, sabroso y muy auténtico. Y sin recurrir a sustancias químicas.

Puedes tener de este modo, un alimento súper sano y que te durará mucho más tiempo. No importa qué tipo de harina utilices (espelta, centeno, maíz…) En esta receta de pizza con shiitake fresco hemos utlizado harina integral de trigo pero puedes combinarla a tu gusto. Solo notarás algún cambio en las texturas pero disfrutarás de sabores muy variados.

Sobre todo, tendrás la tranquilidad de tomar un alimento que combina sabor y salud y eso es algo muy importante pues la tradición y los productos de calidad no son incompatibles con los tiempos actuales. ¡Al contrario!

Os escribo la receta para dos panes pero podéis adaptarla si queréis las cantidades diferentes. Y os sugiero que le deis vuestro «toque» personal. Por ejemplo, podéis acompañarlo con tomates secos y aceite de oliva virgen o con un poquito de romero natural. Estará delicioso en todas sus variantes.

 

RECETA DE PAN CON MASA MADRE

¡Manos a la harina!

 Ingredientes:

-500g de harina de trigo

-9g de sal

-350ml de agua

-220g de masa madre natural

Reposo: 60 + 90 minutos

Fermentación: 180 minutos

Cocción: 70 minutos

Elaboración:

Amasa los ingredientes e incorpora la masa madre partida en trozos a mitad del amasado. Deja reposar la masa durante 1 hora tapada con un paño húmedo. Vuelca la masa sobre la mesa de trabajo y dóblala por la mitad como si fuera una hoja de papel. Déjala reposar durante 90 minutos en el lugar más cálido de tu cocina.

Divide la masa en dos trozos de 500 gramos y déjalos reposar 15 minutos. Luego dales la forma que quieras, de pan redondo o de barra corta. Coloca ambas piezas sobre una tela de lino con bastante harina y con la parte «fea» del pan hacia abajo. Tapa la masa con un paño húmedo y deja que fermente durante 3 horas o hasta que haya doblado su volumen. Mientras, precalienta el horno a 230 grados C y coloca en su interior una pequeña olla con paños mojados para generar vapor. Si los paños se secan pasado un tiempo, añade más agua a la olla. Cuando el pan esté listo para ir al horno, dale cuidadosamente la vuelta con la mano y deposítalo directamente sobre la placa de gres o la bandeja de horno. Baja la temperatura a 185 grados C.

Deja que el pan se cueza lentamente durante unos 70 minutos. Sácalo del horno y déjalo enfriar sobre una rejilla evitando las corrientes de aire.

¡Espero que os guste!

Cristina

 

(Extraída de Barriga, Xavier. PAN. Hecho en casa y con el sabor de siempre. Grijalbo)

 

 

¿HACEMOS PAN CON MASA MADRE?

Categories: Tags:

 ¿Hacemos pan en casa y con masa madre?

Hablar del pan como alimento es remontarse a la época de los celtíberos pues fueron ellos quienes lo introdujeron en España en el S.III a.C. Desde entonces ha sido imprescindible en nuestra cultura y es básico para cualquier hogar. De hecho, el consumo de pan en la actualidad es muy alto, solo que no siempre es de la calidad que nos gustaría y no siempre está hecho con los alimentos tradicionales y ecológicos que nosotros escogeríamos.

 

¿Cuáles son los componentes del pan?

La elaboración del pan se funda